Cristina Maestre
Cristina Maestre

Arquitecta colegiada por la Universidad de Valladolid. Más de 15 años de experiencia. Construyo tus sueños.

Compartir Artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Cocinas abiertas al salón o cerradas. Ventajas e inconvenientes

Índice

A la hora de realizar obras en casa es normal que nos entren dudas sobre el resultado de las mismas. Es muy común que esto pase cuando nos centramos en la cocina. ¿Dejo la cocina cerrada o la abro al salón para dar más amplitud? ¿Quedará bien una cocina americana?

Para resolver tus dudas acerca de los diferentes tipos de cocina, veamos las ventajas y desventajas de cada uno. 

Cocinas abiertas al salón

Las cocinas abiertas de estilo americano se están convirtiendo en una tendencia en España, cada vez son más los hogares que deciden apostar por espacios abiertos y multifuncionales e integrar salón, cocina y pasillo. 

A simple vista se aprecia la amplitud que ofrecen las cocinas abiertas al salón, sobre todo en casas más pequeñas, además de la luz que aportan al resto de la estancia. Pero, ¿qué otras ventajas tienen las cocinas abiertas?

Ventajas de una cocina americana

Estamos acostumbrados a las viviendas con cocina separada del salón, pero eso es porque aún no conocemos todo lo que puede aportar a nuestro hogar una cocina abierta. 

  • Amplitud de espacio: Un espacio abierto nos da la sensación de estar en una casa más grande, al no tener paredes que separan cocina y salón. Además, con una cocina americana podremos tener nuestra tan soñada isla si colocamos una barra en medio, pues tendremos espacio para ello al no haber pared. Las cocinas pequeñas con barra quedan genial. 
  • Luminosidad: La luz atraviesa todo los diferentes espacios, llegando a cada rincón de la casa (esto también conlleva un menor gasto en luz). 
  • Modernidad: Salimos de las cocinas clásicas y nos adentramos en un nuevo concepto multifuncional.
  • Comodidad: Muchas cocinas no disponen de mesa para comer, ya que esta se suele encontrar en el salón. Con una cocina de estilo americano será más sencillo poner y recoger la mesa, ya que quedará todo en un mismo espacio. 
  • Ideal para amigos y familia: La cocina sin puerta nos da la posibilidad de estar cocinando mientras los peques juegan en el salón sin perderlos de vista. Además, nos permiten preparar los aperitivos mientras charlamos con nuestros amigos si tenemos visita. 

Inconvenientes de una cocina abierta

Pero, ¿hay una parte negativa en este tipo de cocinas? Sí que la hay, como en todo, y debemos tenerlo presente antes de empezar la obra.

  • Olores en toda la casa: ¿A quién le gusta que huela a comida en toda la casa? A nadie, por eso uno de los mayores inconvenientes es la falta de paredes que eviten que el olor de nuestra deliciosa lubina llegue al salón. 
  • Ruidos: Cocinar no es un acto silencioso, la campana extractora, el lavavajillas o la vitrocerámica a pleno fuego puede ocasionar ruidos molestos para los que están viendo la televisión o leyendo tranquilos en el salón.
  • Desorden: ¿Quién no se ha dejado la cocina sin recoger alguna vez y ha cerrado la puerta hasta la mañana siguiente? Pues bien, con una cocina abierta ya no se podrá hacer. 
  • Mayor gasto energético: La factura del gas puede verse afectada ya que la calefacción que encendamos en el salón acabará también en la cocina aunque no la estemos usando. 

Qué tener en cuenta si se abre una cocina

Para que el resultado de la obra quede lo más bonito posible y podamos disfrutar de una cocina abierta como nos merecemos habrá que tener en cuenta algunos aspectos. 

  • Mismo estilo: Si abrimos la cocina, deberemos tener en cuenta la decoración y muebles (como la encimera), esta debería seguir el estilo del salón para que quede aunada e integrada. 
  • Una buena campana extractora: Para evitar olores en toda la casa.
  • Planos: Asegurarnos de poder tirar la pared entera y que no haya muros de carga.
  • Contar con profesionales: Si finalmente decides abrir la cocina, te recomendamos contactar con una empresa de reformas integrales experta, para que el resultado sea tan bueno como esperas.   

Cocinas cerradas

Si aún tenemos dudas sobre si abrir o no la cocina, siempre podremos optar por la cocina clásica cerrada. Pero no tomemos lo de “clásica” al pie de la letra, ya que hoy en día existen cocinas cerradas increíbles con estilos modernos y vanguardistas. 

Ventajas de una cocina cerrada

Básicamente, todos los inconvenientes que acabamos de ver en las cocinas abiertas serán las ventajas que tienen las cocinas cerradas. 

  • Menos olores: Lo que pasa en la cocina, se queda en la cocina, y no estaremos oliendo a comida durante el resto del día en el salón. 
  • Sin ruidos: Dejarán de ser una molestia en el resto de la casa, ya que tiene fácil solución: cerrar la puerta.
  • Estilo propio: No tendremos que adaptar el estilo de la cocina al salón y podremos jugar con otras tonalidades y materiales si así nos apetece.
  • Menor gasto energético: Al tener paredes de pladur o ladrillo, la calefacción del salón no irá a parar a la cocina si no estamos en ella. 

Inconvenientes de una cocina cerrada

Tener una cocina cerrada siempre ha sido lo común en España, es a lo que estamos acostumbrados, pero, aunque igual no lo has notado, tiene algunas cosas que sí nos dan las cocinas abiertas.

  • Sensación de espacio cerrado: Porque es lo que es, una estancia con cuatro paredes y una puerta. Si buscas amplitud, la cocina cerrada no te la dará. 
  • Menos luz natural: Al no ser una espacio abierto, no entrará tanta luz de los ventanales del salón. 

Cocinas semi cerradas

Muchas veces no tiene por qué ser blanco o negro y en cuando a cocinas se trata, existe un tono gris que convence a más de uno. Hablamos de las cocinas semicerradas o semiabiertas. Son aquellas que, en lugar de tener una pared que separa las estancias de salón y cocina, cuenta con una cristalera. 

Es ideal, ya que sigue dando al hogar esa sensación de amplitud y luminosidad que tanto nos gusta, pero a la vez aísla de ruidos y olores al cocinar.

Generalmente se suele poner, o bien una cristalera desde el techo al suelo con un lateral que se pueda abrir, a una barra americana de media altura con cristalera en la parte superior. Le da a la vivienda un aire moderno y además, funcional. 

Conclusiones

Entonces, ¿cuál es tu opción favorita? ¿Una cocina abierta de estilo americano o una cocina cerrada pero íntima a la par que moderna? Hagas la elección que hagas, te recomendamos contar con una empresa de reformas integrales y arquitectos expertos en interiorismo que te guíen en la toma de la mejor decisión y te den todas las opciones posibles adaptadas a tu propio hogar y distribución.

Deja un comentario